Que tendamos a ser extrovertidos o antisociales está escrito en el ADN

Se han encontrado más de 500 genomas que pueden asociarse a comportamientos antisociales, adicciones e, incluso, a estar sin empleo.