De fosa en fosa, de anfiteatro en anfiteatro, las fiscalías se desentienden de sus cadáveres

En 2010, la Procuraduría General de la República (PGR) abandonó seis cadáveres encontrados en fosas clandestinas del estado de Morelos. Uno de ellos, que se “salvó” de terminar bajo el suelo de nuevo, esta vez en las fosas irregulares cavadas por el gobierno estatal en Jojutla, revela la historia de omisiones e indolencia de fiscalías estatales y la federal hacia los cuerpos sin identidad.